El concepto


Para diseñar esta colección hemos desarrollado un nuevo sistema de trabajo. Y para explicar mejor su funcionamiento vamos a ayudarnos de un esquema en forma de árbol.

ARBOL VOLTAIRE NUEVO web

En primer lugar hay que partir de algo,  una idea, un concepto en el que podamos intuir un potencial. A continuación intentaremos plasmar esa idea en un primer dibujo. Si observamos en el esquema, estaríamos hablando del dibujo que está en la base del árbol.

A partir de ahí vamos mejorando la idea realizando diferentes versiones, hasta llegar a un punto (círculo amarillo) en el que vemos claramente que tanto si avanzamos como si retrocedemos empeoramos. Si conseguimos encontrar ese punto en el que no se tiene ninguna duda y que resulta evidente cual es la mejor solución, entonces es muy probable que hayamos conseguido un buen diseño.

Los diseños fruto de este “proceso evolutivo” se caracterizan por ser “intocables”, no se pueden mejorar. Si intentamos tocarlos inmediatamente pierden su gracia. Por lo tanto es muy posible que se conviertan en intemporales.

Pero pese a lo que pueda parecer no es nada fácil, porque lo más probable es que nos perdamos en infinidad de ramificaciones sin llegar a encontrar ese punto mágico y deseado.

Este proceso es muy exigente y deja en la cuneta una gran cantidad de diseños que sin duda muchas empresas no dudarían en fabricar. Pero nuestro objetivo es conseguir la máxima excelencia en el diseño y para ellos no vamos a reparar en esfuerzos.

Paco  Camús